Cultureduca es un Portal educativo de las Letras y las Artes

Cita para la reflexión: "Todos los hombres nacen iguales, pero es la última vez que lo son" (Abraham Lincoln)



Historia y Arte

PREHISTORIA

El Neolítico - 1ª parte

 


  1   2   3   4   5   6  

Introducción


 

eolítico significa "piedra nueva" y define el segundo periodo de la Edad de Piedra. El término apareció para indicar un tipo de útiles que, en lugar de estar fabricados mediante talla, lo estaban mediante un proceso de pulido.

En la actualidad el término Neolítico designa un periodo en el que se producen hondas transformaciones, a partir del desarrollo de la ganadería y la agricultura. La importancia de esos nuevos sistemas de obtención de alimentos es tal que, con frecuencia, se habla de "revolución neolítica".

La antigüedad de este periodo no es la misma para todas las zonas geográficas, pero se estima que dio comienzo entre los 10.000 y 8.000 años a. de C.

En esta época la vida social, en cuanto a tradiciones y costumbres, comenzó a estabilizarse tras el periodo de adaptación del Mesolítico, produciéndose un progresivo alejamiento de la vida nómada del cazador-recolector. Básicamente, se manifestaron prácticas de pastoreo, domesticación de animales, confección de tejidos, modelación de cerámicas y cultivo de la tierra. Se produjeron, sin duda, cambios revolucionarios en las formas de vida.

El área de extensión de las culturas neolíticas no corresponde a la del Paleolítico, sino que se desplaza hacia el sur de Europa, en torno a las costas mediterráneas y, sobre todo, al Oriente Próximo, que es donde se manifiestan por primera vez.

El comienzo del Neolítico coincide con el momento final del último periodo glacial. La retirada de los hielos hacia el norte, significó un sustancial cambio en la fauna, desapareciendo algunas especies casi fundamentales para el sustento de los antiguos cazadores. Como contrapartida, el nuevo clima, más templado y con un ritmo estacional más marcado, favoreció la aparición de la agricultura.


Cueva de Alpera (Albacete), donde unas pinturas
expresan una rudimentaria forma de ganadería, con
figuras humanas en actitud de alimentar a ciervos

Las prácticas agrícolas y ganaderas supusieron la aparición de un nuevo sistema económico, es decir, una nueva relación con la naturaleza en la que el hombre deja de ser un simple explotador para pasar a ser un productor. El cambio de economía significa, también, la aparición de excedentes, esto es, una producción mayor que la que puede consumirse en un sistema de simple subsistencia.

En consecuencia, los humanos del Neolítico ganaron calidad de vida, pues no requerían dedicar todo el tiempo de su existencia a la búsqueda del sustento, pudiendo emplear una parte a otras actividades, entre ellas las puramente estéticas que les producían satisfacción a los sentidos.

  1   2   3   4   5   6