Cultureduca es un Portal educativo de las Letras y las Artes

Cita para la reflexión: "Vencer y perdonar, es vencer dos veces" (Calderón de la Barca)



Historia y Arte

LA EUROPA DEL BARROCO

Manifestaciones artísticas - 1ª parte

 


  1   2   3   4   5   6   7   8   9   10   11   12   13   14   15   16   17   18  

Introducción


 

esde el punto de vista del arte, la época del Barroco no se ajusta estrictamente al siglo XVII, sino que se prolongó también a los primeros decenios del siglo XVIII.

Por otro lado, conviene señalar que la producción artística barroca es amplísima, ya que se trata de un estilo que abarca, prácticamente, todo el ámbito europeo y que, incluso, se extendió al mundo americano de la época. A diferencia, pues, del arte renacentista, localizado preferentemente en Italia, el Barroco es un estilo universal con una producción ingente, razón por la que tan sólo se señalarán los artistas más representativos y renovadores.

El arte barroco nació en Italia, donde ya dio sus primeros frutos a finales del siglo XVI. En esa época, el clasicismo renacentista había agotado su repertorio expresivo y en la búsqueda de un camino renovador se ofrecieron dos opciones: el Manierismo y el Barroco. El primero supuso una destrucción, desde dentro y marcadamente intelectual, del propio clasicismo. El Barroco, por el contrario, fue una derivación ornamental (en arquitectura) y efectista (en pintura y escultura) y, por lo tanto, mucho más popular.

El ambiente en el que se gestó el arte barroco fue el de la Roma contrarreformista y, de hecho, la propia Contrarreforma, entendida como movimiento social fue uno de sus mecanismos impulsores.

Tras la ruptura de la Iglesia, los papas y el clero católico, en general, sintieron la necesidad de una contraofensiva religiosa, pero también de encontrar nuevas fórmulas que devolvieran a la Iglesia de Roma su antiguo prestigio.

Una de esas fórmulas fue el arte barroco, cuya grandiosidad y lujo debían servir para ofrecer a la feligresía una imagen de poder y de vitalidad que recordara otras épocas.

En este sentido, no puede negarse que haya algo de superficial en este arte que pareció ocultar, con su majestuosidad, la cruda realidad de una época de conflictos, tensiones y profundas miserias para la mayor parte de la población.

Así, el arte barroco puede entenderse como eminentemente práctico, pues fue utilizado por la Iglesia, por la nobleza (incluidos los reyes) y, en algunos casos, hasta por la rica burguesía de negocios, como una manifestación de poder ante las masas populares (y ante ellos mismos) a las que debían sorprender. De ello se derivó, sin duda, el carácter popular del Barroco como arte, fácilmente comprensible, cuya misión era, desde el punto de vista de la Iglesia, la de despertar la sensibilidad popular y, desde el punto de vista de la nobleza o la burguesía, la de despertar el temor o el respeto.

Como consecuencia, las iglesias barrocas se transformaron en suntuosos palacios de la divinidad, en los que los dorados, los mármoles, las ricas telas y el retorcimiento barroquizante, creaban la atmósfera adecuada para los sermones grandilocuentes y misericordiosos de los mejores oradores del clero entre los que sobresalieron los de la Compañía de Jesús.

  1   2   3   4   5   6   7   8   9   10   11   12   13   14   15   16   17   18