Cultureduca es un Portal educativo de las Letras y las Artes

Cita para la reflexión: "El que quiera tener razón y habla solo, de seguro logrará su objetivo" (Johann Wolfgang Goethe)



Historia y Arte

LA ALTA EDAD MEDIA

Las manifestaciones artísticas - 13ª parte

 


  1   2   3   4   5   6   7   8   9   10   11   12   13  

La música


 

a música de los últimos siglos de la Alta Edad Media fue fundamentalmente religiosa, como corresponde a un periodo de gran predominio de la Iglesia que estuvo marcado por una profunda religiosidad.

El proceso de consolidación de la Iglesia de Occidente, frente a la Iglesia bizantina, con la que mantenía una relación de enfrentamiento, trajo consigo el desarrollo de una liturgia propia que se diferenciará claramente de la liturgia oriental. En ese proceso de consolidación, la figura más destacada fue el papa Gregorio Magno (540-604) que en materia litúrgica y musical introdujo importantes novedades.

Creó un Antifonario (recopilación de todos los cantos religiosos) y fundó la "Schola Cantorum" para la formación de músicos.

Gregorio Magno, siguiendo las corrientes religiosas de su época, le dio a la música religiosa una gran fuerza, basada en la austeridad y en un profundo misticismo. De ese modo, y bajo su influencia, nació el canto gregoriano o "Canto llano". Este canto era monódico (una sola voz) y carecía de medida o compás, ya que su ritmo era marcado por las palabras. El canto gregoriano fue concebido para voces de hombres y por ello se difundió rápidamente en los ambientes monásticos, siendo precisamente los monasterios los que dieron al gregoriano su forma definitiva.

El canto llano monódico evolucionó hacia formas más elaboradas, que darían lugar a la aparición de la polifonía (varias voces). El comienzo de este proceso de evolución debe situarse entre los siglos IX y X, época en la que se impuso el canto de dos melodías diferentes y simultáneas. Este sistema, denominado "organum" tenía como base una melodía gregoriana.

En cuanto a la técnica de escritura musical, la Alta Edad Media fue una época de grandes novedades, pues ya a finales del siglo IX el monje Hucbaldo de Saint Amand abandonó el viejo sistema de letras que representaban las notas, para sustituirlo por el de "neumas", es decir conjunto de signos (rayas, puntos, etc.) que, colocados sobre las palabras a distancias variables, indicaban el movimiento de la melodía. De todos modos, la gran modificación de la escritura musical se produjo en el siglo XI, cuando el monje benedictino Guido de Arezzo introdujo el sistema de notación pautada y el uso de las notas que, aún hoy, siguen empleándose.


Instrumentos de viento medievales, que se pueden observar en una miniatura de las Cantigas de Santa María, de Alfonso X.

Por lo que respecta a los instrumentos musicales de la época se sabe, gracias a las miniaturas de los manuscritos y a la escultura románica, que existía cierta variedad heredada del pasado (musa, lira, cítara, óboe, tuba, etc.), pero la más notable innovación fue la introducción, procedente de Bizancio, del órgano, que se incorporaría a la música religiosa en la Baja Edad Media.

De la música profana se saben muy pocas cosas. Debió tratarse de recitados y cantos con acompañamiento instrumental, ya que la música religiosa se negó al uso de instrumentos, precisamente con el afán de diferenciarse de la música profana. Por otro lado, cabe aceptar la idea de que, en un mundo por completo ruralizado y agrícola, se dieran ciertos cantos relacionados con las tareas del campo.

  1   2   3   4   5   6   7   8   9   10   11   12   13