Antología del CARALLO, o de cómo piensa un gallego

Si no sabes lo que significa CARALLO, no sabes cómo piensa un gallego
————————

Antología del CARALLO y curso acelerado de iniciación al CARALLO.

El idioma gallego tiene tantos matices, que sólo se puede entender la idiosincrasia linguística de los gallegos si naces en Galicia o vives entre ellos. Aún así, algunos vocablos han conseguido traspasar las fronteras y hacerse universales.

De todos los vocablos gallegos, hay uno que se sale por su capacidad intrínseca de definir casi cualquier cosa; es como un comodín que sirve para todo. Estamos hablando del “CARALLO”.

Aunque en su origen “carallo” significa “pene”, se amplió su sentido para incluir a todo el aparato reproductor del varón, y hoy en día se podría traducir por “órganos sexuales masculinos”, es decir, tanto el pene como los testículos. Sin embargo, ningún gallego le da jamás ese significado directo, sino que lo utiliza en la comunicación informal, sea familiar o con amigos, como un recurso insustituible de amplio espectro. Diríamos que un gallego de pro, nunca se sentiría cómodo hablando con otra persona de confianza, si no puede echar mano del “carallo” en cualquier momento que le haga falta, y no por ello está haciendo referencia constantemente a los genitales masculinos, sino que es algo que surge con naturalidad durante la conversación.

El carallo, como buen comodín, es polisémico, y puede incorporarse a la oración allá donde mejor convenga, y así, con él podemos expresar cualquier sentimiento o estado de ánimo, calificar algo o a alguien, valorar, etc., sin necesidad de grandes recursos linguísticos.

Es más, a veces una conversación puede ser brevísima, apenas esbozando ambos interlocutores unas pocas palabras, pero con un sentido de la conversación amplísimo:

Un ejemplo: Se cruzan dos amigas en la plaza, esta es la conversación:

— Ruliña, que fas.
— Ay Carmiña, pois xa ves.
— Seica vai chover.
— Eche o carallo do tempo.
— Adeus
— Adeus

Traducción:

— Palomita, que haces
— Ay Carmencita, pues ya ves
— Parece que va a llover
— Son los cojones del tiempo.
— Adios
— Adios

La expresión “Son los cojones del tiempo” suena grosero en castellano, pero en gallego “Eche o carallo do tempo” no es para nada hiriente a quien lo escucha.

Otro ejemplo: Dos hombres en un bar, comentan:

— ¿Sabías que finou o Pepiño da Ribeira?
— ¡Que dis ho!
— O que che diga eu
— ¡Manda carallo!
— Pois si, é que no somos naide.

Traducción:

— ¿Sabías que murió Pepito de La Ribera?
— ¡Qué dices hombre!
— Lo que yo te diga
— ¡Manda cojones!
— Pues sí, es que no somos nadie

En esta conversación el interlocutor que recibe la noticia es capaz de expresar todo su sentido, ánimo, sentimiento y contrariedad ante la muerte de una persona cercana con tan solo una exclamación: “Manda carallo”.

Por otra parte, hay numerosas ocasiones en que el carallo es utilizado de comodín o muletilla dentro de una conversación, o también como recurso en determinadas situaciones comprometidas o apuradas; es incluso utilizado más de una vez dentro de una frase adquiriendo distintos significados dependiendo de su posición en la oración:

Ejemplo:

“Entón chegou o Pepiño, e eu díxenlle: – Carallo, Pepiño, que carallo fas eiquí?

(“Entonces llegó Pepito, y yo le dije: – Carajo, Pepito, que cojones haces aquí)

El carallo, por sí solo, también constituye un recurso, especialmente cuando se trata de expresar una exclamación de asombro o admiración. Ejemplo:

¡CARALLOOO! (¡¡ CARAJOOOO!!)

Como vocablo aislado también define amplias situaciones, y lo mismo es útil para denotar que algo es bueno o malo, para engrandecerlo o denigrarlo, para denotar resignacion, risa, cansancio, etc.

Ejemplos variados:

CARALLAZO: Es un golpe o una contrariedad que se ha sufrido, que puede ser física o de otro estilo. Es sinónimo de BATACAZO.
“Ese parvo deuse un carallazo” (“Ese tonto se dio un batacazo”)

CARALLADA: Es una Juerga.
“Esta noite foise de carallada” (“Esta noche se fue de juerga).

CARALLEAR: Es andar de juerga.
“Estuda e deixa de carallear” (“Estudia y déjate de andar de juerga”)

CARALLÁN: Es un bromista
“Ese home eche un carallán” (“Ese hombre te es un bromista”)

CARALLUDO: Denota calidad, es sinónimo de COJONUDO
“Ese can eche caralludo” (“Ese perro es cojonudo”)

CARALLETE: Es una interjección, significa algo así como “¡¡VAYAAAAAA!!

CARALLÓN: Denota cantidad o longitud, también indica que alguien ha recibido un gran castigo.
“Ese tipo levou un carallón” (“Ese tipo se llevó un gran carajo”)

ESCARALLADO: Es estar roto o dislocado, es sinónimo de DESCOJONADO.
“Ese traballo deixoume escarallado” (“Ese trabajo me dejó descojonado”)

ESCARALLADIÑO: Por lógica lingüística sería el diminutivo de escarallado, pero en contra de lo que debería ser, no significa que se está poco roto o dislocado, sino todo lo contrario: es estar DESCONOJADÍSIMO o DESTROZADÍSIMO.
“Ese traballo deixoume escaralladiño” (“Ese trabajo me dejo destrozadísimo, agotadísimo).

ESCARALLAR / ESCARALLARSE: Tiene dos acepciones, por una parte significa ESTROPEAR o ESTROPEARSE, y por otra significa morirse de risa o DESCOJONARSE:
1) “Ese parvo vai escarallar todo” (“Ese tonto va a romper todo”)
2) “Ese chiste é para escarallarse” (“Ese chiste es para descojonarse”)

——————————

Frases hechas donde interviene el vocabo CARALLO, y que define diferentes situaciones:

RESIGNACIÓN
¡Ai que carallo! (¡Ay que carajo!)

INDIGNACIÓN
¡Qué carallo! (¡Qué cojones!)

CACHONDEO.
¡Bueno, carallo, bueno! (¡Bueno, cojones, bueno!)

DESPLANTE
— ¡Vai pro carallo! (¡Vete al carajo!)
— ¡Vai rasca-lo carallo! (¡Vete a rascarte los huevos!)
— ¡Non me toques o carallo! (¡No me toques los cojones!)

INQUISITIVO
¡Qué carallo fas! (¡Qué cojones haces!)

CALIFICATIVO
¡É unha tropa do carallo! (¡Es una gente de los cojones!)

CONTRARIEDAD
¡Tócache o carallo! (¡Tócate los cojones!)

CANSANCIO
¡Déixate de caralladas! (¡Déjate de tonterías!)

OFENSA
¡Iste carallo é parvo! (¡Este carajo [por alguien] es tonto!)

TEMPLANZA
¡Cálmate, carallo!) (¡Cálmate, cojones!)

AMENAZA
¡Ven, carallo, ven! (¡Ven, cojones, ven!)

NEGACIÓN
¡Non, carallo, non! (¡No, cojones, no!)

NEGACIÓN ROTUNDA
¡Nin carallo nin nada! (¡Ni cojones ni nada!)

DESAFIO
¡Si, carallo, si! (¡si, cojones, si!)

JURAMENTO
¡Me cago no carallo! (¡Me cago en los cojones!)

JURAMENTO CON IRA
¡Me cago no carallo, carallo!! (¡Me cago en los cojones, carajo!)

ALABANZA
¡É un home de carallo! (¡Es un hombre de cojones!)

— No hay que confundir con la siguiente expresión, que es justo lo contrario, despectivo, y que sólo cambia por una letra:

¡É un home do carallo! (¡Es un hombre de los cojones!)

INSULTO
¡O carallo que te fixo! (¡Los cojones que te hicieron!)

DUDA Y LEJANÍA
¡Eu que carallo sei! (¡Yo qué cojones sé!)

En este apartado de las dudas entrarían varias expresiones ya muy arraigadas entre los gallegos, como son:

— “No quinto carallo” – Es sinónimo de que algo está en el quinto coño, o está “a tomar por el culo”. Ejemplo: — ¡Esa rúa está no quinto carallo” (¡Esa calle está en el quinto carajo!)

— “O carallo vintenove” (“El carajo veintinueve”); viene a definir que algo no se sabe qué es, o que está tan lejos que es imposible explicarlo. Curiosamente, el carallo 29 existe de verdad, es un gran pene esculpido en granito que se encuentra en la zona vieja de Santiago de Compostela, en el número 29 de la Rúa Travesa. En el siguiente enlace se puede ver una imagen del pene:

http://3.bp.blogspot.com/-tu4GdHvPwt4/U3try61aCuI/AAAAAAAAHTw/Kjxrk0SZYEQ/s1600/carallo+29.JPG

EXTRAÑEZA
¿Pero, que carallo pasa? (¿Pero qué cojones pasa?)

DESOBEDIENCIA, DESPRECIO
— ¡Pásame por debaixo do carallo! (¡Pásate por debajo de mis huevos!)
— ¡Impórtame un carallo! (¡Me importa un huevo!)

ANIMOSO
¡Dalle, carallo, dalle! (¡Dale, cojones, dale!)

CAPRICHOSO
¡Saíume do carallo! (¡Me salió de los cojones!)

CUALITATIVO
¡Non vale un carallo! (¡No vale un huevo!)

VALORATIVO
¡Róncalle o carallo! Viene a significar que algo es superior y difícil de dominar. Podría traducirse como “A ver quién le toca los huevos”

FATALIDAD
¡Ten carallo a cousa! (¡Tiene cojones la cosa!)

AGOTAMIENTO
¡Xa estou ata o carallo! (¡Ya estoy hasta los cojones!)

PICARDÍA
“O caralliño” Literalmente significaría “El carajito”, pero su verdadero signifcado ser refiere a que algo o alguien es picante, sexualmente hablando.

METEREOLOGÍA
— ¡Fai un tempo do carallo! (¡Hace un tiempo del carajo!)
— ¡Fai un sol de carallo! (¡Hace un sol de cojones!)

————


loading...

7 comentarios:

  1. Manda carallo! Fixestes un traballo bo de carallo,e para escarallarse da risa! Dixen a unha portuguesa ,carallo e molestouse porque ela so pensou nun pene…e eu como galego non estaba a penar niso ….escaralleime da risa! Menuda carallada con esta palabra!

  2. ¡¡Caralloooooo!! apareció un gallego que avala lo que hay escrito, luego todo eso que está expresado ahí es totalmente verdad. ¡¡Ese carallo lo hizo muy bien!!

  3. no es correcto traducirlo tanto como “cojones”,asi ea muy pobre la traduccion,tine muchos mas significados que los que poneis

  4. Estoy con “mesiecarro” CARRALLO puede traducirse por multiples palabras. Las menos de las veces quiere decir cojones

  5. nin puta idea , o carallo e unha cousa e os collóns son outra .

  6. SUSPENDIDO. Manda carallo!

  7. Ciertamente, mal traducido: Carallo = Carajo, Cojones = Collóns.

    Un gallego.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*



  • CONSULTA TAMBIÉN LOS SIGUIENTES ARTÍCULOS RELACIONADOS: